Fractura de cubito y radio recuperacion

Fractura de cubito y radio recuperacion

Fractura de radio

El antebrazo está formado por dos huesos, el radio y el cúbito. Estos pueden romperse por separado o juntos. Esto puede ocurrir en pacientes de todas las edades por diversas causas traumáticas. El hueso puede romperse de muchas maneras diferentes y puede variar en gravedad. Si sólo se rompe un hueso, a menudo se produce una dislocación de la muñeca o del codo. A veces el hueso se rompe y sobresale a través de la piel. Esto se denomina fractura abierta y requiere una intervención quirúrgica urgente. Cada tipo de fractura requiere un tratamiento individualizado, por lo que es importante que el médico diagnostique y trate la lesión de forma adecuada.

La función del antebrazo es conectar el codo con la muñeca. La forma de los huesos del antebrazo es importante porque permite la rotación. Esto es lo que hace posible girar la palma de la mano hacia arriba y hacia abajo. La alineación de los huesos del antebrazo también mantiene el movimiento correcto de las articulaciones de la muñeca y el codo. Una mala posición puede afectar a la capacidad de doblar o enderezar el codo o la muñeca.

La exploración física es importante en la evaluación de estas lesiones. Cerca de los huesos se encuentran importantes vasos sanguíneos y nervios que pueden lesionarse cuando se rompen. El médico también buscará cualquier herida abierta sobre la lesión. A veces el hueso presiona contra la piel haciendo que ésta se «tienda». Una presión excesiva puede hacer que el hueso atraviese la piel.

Tratamiento de la fractura de ambos huesos del antebrazo

El radio es el mayor de los dos huesos del antebrazo que unen la mano con el codo. Tiene un diseño único que permite el movimiento de la muñeca y la rotación del antebrazo. El extremo más cercano a la mano (radio distal) es especialmente susceptible de romperse, porque compone aproximadamente el 80% de la superficie de la articulación de la muñeca y soporta casi toda la carga de peso cuando una persona extiende la mano para evitar lesiones durante una caída.

La fractura del radio distal es uno de los tipos más comunes de lesiones del sistema óseo, y se trata con una variedad de técnicas diferentes, desde el enyesado hasta la colocación de clavos y la cirugía abierta con placas y tornillos.

Hay una gran variedad de patrones de fractura, y no hay una única forma de tratamiento que se aplique a todas estas fracturas. La naturaleza y la localización de esta fractura, agravadas por las fuerzas multidireccionales que ejercemos sobre esta articulación en nuestra vida diaria, a menudo requieren una intervención quirúrgica para lograr una curación adecuada y restaurar la alineación anatómica de este importante hueso.

Existen muchos otros tipos de fracturas además de estos dos tipos más comunes. Las opciones de tratamiento disponibles dependen del tipo y la gravedad de la fractura, así como de las necesidades y la salud del paciente lesionado, y estas opciones deben ser cuidadosamente individualizadas por el médico tratante para lograr un resultado funcional satisfactorio.

Tratamiento de la fractura de radio y cúbito en niños

Una fractura de antebrazo es una fractura de uno o ambos huesos que conectan el codo y la muñeca. Hay dos huesos en el antebrazo: El hueso del radio está en el lado del pulgar del antebrazo; el hueso del cúbito está en el lado del dedo meñique.

Las fracturas del antebrazo pueden producirse cerca de las articulaciones de la muñeca o del codo, o en el centro del hueso. En la mayoría de los casos, tanto el radio como el cúbito se rompen juntos. La forma en que se rompa el antebrazo de su hijo determinará su gravedad, el tratamiento recomendado y el tiempo que tardará en recuperarse.

Fractura de radio y cúbito

La primera sensación que se siente cuando se fracturan el radio y el cúbito es un dolor inmediato e intenso en el antebrazo. Al observar el antebrazo puede haber un bulto o una deformidad evidente causada por el desplazamiento de los huesos. Otros síntomas pueden ser:

Una fractura de radio y cúbito es una lesión grave que requiere atención médica inmediata en un servicio de urgencias. Para aliviar el dolor y reducir y controlar la hinchazón, debe aplicarse hielo en la muñeca. Lo ideal es aplicar hielo picado envuelto en una toalla o paño húmedo durante 20 minutos.

En el servicio de urgencias podrán diagnosticar la lesión y el alcance del daño. Para ello puede ser necesario utilizar una radiografía para ver los huesos. A partir de ahí, podrán determinar el tiempo que se espera que tarde en curar la lesión y determinar el tratamiento adecuado. Esto implicará la aplicación de una escayola en el brazo y un cabestrillo o una intervención quirúrgica para devolver los huesos a su posición original.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad