Los 100 mejores toreros de la historia

Los 100 mejores toreros de la historia

Los mejores toreros de todos los tiempos

Tokunoshima, en la prefectura de Kagoshima, tiene más de 400 años de historia taurina. Para la población local, no sólo es una fuente de gran orgullo. La cría de toros y la celebración de competiciones y eventos sociales relacionados son una parte importante de su modo de vida. En los torneos taurinos de Tokunoshima, los visitantes pueden ver a los toros magníficamente entrenados enfrentarse entre sí y las estrategias de cada seko (persona que apoya al toro de lidia). La isla se llena de emoción.

Tokunoshima está situada casi en el centro del archipiélago de Amami. Con 248 metros cuadrados, su población es de unos 26.000 habitantes. La principal industria de la isla es la agricultura, con cultivos de patata y caña de azúcar que gozan de gran fama. La única isla de la prefectura donde se celebran corridas de toros, Tokunoshima acoge unos 20 torneos a lo largo del año. Los mayores enfrentamientos, los torneos taurinos de toda la isla, se celebran en enero, mayo y octubre. En ellos se decide el yokozuna (gran campeón) de todos los campeones. Muchos lugareños que viven en otras zonas vienen a casa sólo para ver los combates. No cabe duda de que la continuidad de las corridas de toros en Tokunoshima durante unos 400 años se debe a la pasión y la dedicación de la población local. Aunque el número de personas involucradas ha disminuido gradualmente con el tiempo, el espíritu de la tauromaquia se transmite a la generación joven.Para la mayoría de la gente local, el interés comienza en los últimos años de la escuela primaria. Ven los torneos, aprenden sobre los toros de sus familiares y amigos o incluso cuidan ellos mismos de un toro. La integración de la tauromaquia en todos los aspectos de sus vidas fomenta aún más el interés.

Quién es el mejor torero del mundo

El Fandi fue miembro del equipo nacional de esquí de España en su adolescencia; sin embargo, en su familia había antecedentes taurinos y siempre le habían gustado los toros. Decidió asistir a la Escuela Municipal de Tauromaquia José Antonio Martín, en Almería, donde aprendió las habilidades y la técnica del toreo. Comenzó su carrera como picador en Santa Fe, cerca de Granada, y debutó como matador en el año 2000.

David Fandila Marín nació el 13 de junio de 1981 en Granada, hijo de Trinidad Marín y Juan Fandila, banderillero. La madre de David estuvo en peligro durante el embarazo y se le animó a interrumpirlo. Sin embargo, decidió ignorar el consejo y continuó con el embarazo[1]. «Fue una batalla entre David y Goliat», recuerda Trinidad, «por eso le puse David».

Cada corrida consta de 3 matadores y seis toros; cada matador lidia 2 toros. Las corridas constan de 3 tercios, o partes. En la primera parte, el matador torea con un capote mientras el toro es provocado por el picador (un ayudante a caballo que sostiene una lanza y pincha los músculos del cuello del toro. La segunda parte consiste en colocar banderillas con ganchos en el lomo del toro. A veces lo hace el propio torero, pero normalmente lo hacen los banderilleros. El objetivo de las banderillas es corregir los defectos de la embestida del toro, como el enganche excesivo hacia un lado. En la tercera tanda, el matador vuelve con el capote y la espada y mata al toro.

Banderillero

El cineasta francés Pierre Braunberger dirige esta apasionante y sangrienta historia del deporte taurino español. La mayor parte de la película es una historia erudita de la tauromaquia, que abarca tanto su desarrollo como deporte nacional del país como el lugar único que ocupa la tauromaquia en la psique nacional española. Estas secciones históricas se entremezclan con primeros planos de corridas de toros reales, protagonizadas por algunos de los matadores más famosos del país, como Manolete y Belmonte.

Francisco rivera ordóñez

Islero tenía mala vista y tendía a picar con el cuerno derecho.[1] El fatídico día, era el quinto toro de la tarde, y el segundo para Manolete, en una corrida en la localidad de Linares, en la provincia de Jaén, Andalucía, España. El apoderado del torero le rogó a Manolete que lo rematara rápidamente; cuando el matador se acercó a los cuernos del toro, clavando su estoque hasta la empuñadura, Islero clavó su cuerno derecho en la ingle de Manolete, seccionándole la arteria femoral. El torero fue trasladado al hospital, pero murió en la mesa de operaciones esa misma tarde.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad