Pikes peak international hill climb

Pikes peak international hill climb

récord de pikes peak 2021

Pikes Peak International Hill ClimbLocalizaciónColorado Springs, Colorado USA38°50′N 105°02′W / 38.84°N 105.04°W / 38.84; -105.04Primera carrera1916 (1916)Distancia12.42 mi (20 km)Información del circuitoSuperficieAsfalto (históricamente, tierra)Vueltas156Récord de vuelta7:57.148 ( Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak, 2018, Unlimited)

La Pikes Peak International Hill Climb (PPIHC), también conocida como The Race to the Clouds, es una subida anual de automóviles a la cima de Pikes Peak en Colorado, Estados Unidos. El circuito mide 12,42 millas (19,99 km) y tiene más de 156 curvas, subiendo 1.440 m desde la salida en la milla 7 de la autopista Pikes Peak, hasta la llegada a 4.302 m, con una pendiente media del 7,2%[1][2] Solía constar de tramos de grava y de asfalto, pero desde agosto de 2011, la autopista está totalmente asfaltada; como resultado, todos los eventos posteriores se correrán sobre asfalto de principio a fin[3].

La carrera es auto-sancionada y ha tenido lugar desde 1916,[1][2] actualmente es disputada por una variedad de clases de vehículos. El PPIHC opera como el Museo Educativo Pikes Peak Auto Hill Climb para organizar el evento anual de automovilismo[1].

pikes peak exhibition class

The Japanese Nobuhiro Tajima was the great dominator of the North American race for five years, winning all editions from 2006 to 2011. He did it aboard a Suzuki SX4 with a supercharged 878 hp engine, with which he managed to go under 10 minutes (9:51.278) for the first time in the history of the event.

Tesla also left its stamp on the Pikes Peak Hill Climb, and did so in 2016 by beating the absolute record for electric production cars. The protagonists were a Tesla S P90D and driver Blake Fuller, who achieved a time of 11:48:264.

The category of modified electric vehicles is gaining more and more ground, and even one of its prototypes, an eO PP03 piloted by Rhys Millen, achieved the absolute victory in 2015 (9:07:222). However, his best time was achieved in 2016 with an eO PP100 (8:57:118), which gave him second place behind Romain Dumas and first place in the modified electric category.

Peugeot and Sebastien Loeb joined forces to participate in 2013 in the mythical event. The result left everyone speechless. At the wheel of an 875 hp Peugeot 208 T16 Pikes Peak, the nine-time world champion broke all previous records with a stratospheric time of 8:13:878. The record stood with a gap of nearly 40 seconds over any other until 2018, which has been surpassed by Romain Dumas.

récords de pikes peak

Durante un mes, los equipos han estado practicando los reglajes, la estrategia de conducción y construyendo (o en algunos casos reconstruyendo) sus posibilidades de conquistar la montaña Pikes Peak, de 156 curvas y 12,42 millas, en Colorado. Se trata del evento automovilístico más loco que queda en América, más peligroso que el Campeonato Mundial de Rallyes y con el espíritu de una carrera de resistencia de 24 horas. Los equipos, los espectadores y los medios de comunicación estuvieron despiertos el sábado por la noche preparándose para la subida a las nubes de hoy. He aquí cómo verlo, a partir de las 9:30 a.m. ET.

¿Estás leyendo esto el lunes o en cualquier momento después de la carrera? No te preocupes. El canal de YouTube de la Pikes Peak International Hill Climb tendrá una cobertura posterior a la carrera, incluyendo entrevistas con los pilotos y los equipos para que den su opinión sobre lo que salió bien, o terriblemente mal.Estábamos tan entusiasmados con la subida de la colina de este año que condujimos más de 1300 millas desde Michigan para experimentarla nosotros mismos, y tendremos una cobertura posterior a la carrera con una galería de fotos propia después del evento de hoy.

Este contenido es creado y mantenido por un tercero, e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este contenido y otros similares en piano.io

muertes en pikes peak

La 99ª edición de la Pikes Peak International Hill Climb (PPIHC) fue una locura, agotadora, peligrosa y uno de los mayores acontecimientos del deporte del motor que se pueden ver. Cincuenta y dos pilotos y su equipo habían pasado cerca de un mes preparándose para la subida anual a la colina contrarreloj cerca de Colorado Springs. Llegamos a la parte más divertida: los últimos cuatro días de entrenamientos y clasificaciones, que conducen a los intentos finales de los equipos el día de la carrera, el domingo 27 de junio. La nieve y el hielo en la cima de la montaña recortaron tres millas de la subida de este año, poniendo aún más presión en los conductores para hacer más con menos. La zona de escorrentía en los tramos más peligrosos de esta carretera privada se mide en vertical. Y los errores también.

El PPIHC se describe mejor como un evento tan peligroso como cualquier etapa del Campeonato Mundial de Rallyes, pero cosido con el espíritu de una carrera de resistencia de 24 horas. Ninguna parte de la montaña de Pikes Peak alberga a los tontos o a los pretendientes. Las únicas personas que había en la montaña el día de la carrera eran pilotos de carreras, coches de carreras, equipos de carreras, aficionados a las carreras y tres osos que se habrían identificado como al menos uno de ellos. Todo el mundo está aquí porque quiere, especialmente los osos.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad